El Castillo de Coca, una maravilla de la arquitectura gótica-mudéjar

Panorámica del Castillo de Coca

El Castillo de Coca es una de las fortalezas medievales más importantes y mejor conservadas de España. Situado en la localidad homónima, en un meandro del río Voltoya (Segovia, Castilla y León), el Castillo de Coca es una de las pocas fortificaciones españolas que no se encuentra en ningún cerro o montaña. El castillo, declarado en 1931 Monumento Histórico Nacional, presenta una forma y aspecto soberbio e imponente que no deja indiferente a ninguno de sus visitantes

Historia del Castillo de Coca

En 1453, el Arzobispo de Sevilla, Alonso de Fonseca, consiguió de Juan II de Castilla la autorización para levantar una fortaleza en la antigua Cauca romana, en Segovia, tierra de castillos. Su construcción no se realizó hasta veinte años después, a instancias del tercer señor de Coca, sobrino del Arzobispo; quien dio plena libertad a los alarifes mudéjares contratados desde Sevilla. Comenzando así mismo la construcción del cuerpo central de la fortificación de planta cuadrangular y patio de estilo mudéjar, flanqueada por la Torre del Homenaje.

Historia del Castillo de Coca

De los Fonseca el castillo pasó a la Casa de Alba, y en 1928 la Dirección General de Bellas Artes lo declaró Monumento Histórico Nacional, formando parte también del Tesoro Artístico Español. En 1954 la Casa de Alba cedió su usufructo al Ministerio de Agricultura, para que se instalara en ese lugar una Escuela de Capacitación Forestal que sigue funcionando en la actualidad.

Estilo y arquitectura de la fortaleza

El Castillo de Coca es considerado como una de las más increíbles muestras del arte gótico-mudéjar español. La fortificación cuenta con volúmenes, adornos y detalles que realzan la importancia del ladrillo como material de construcción. Una diversidad y complejidad ajenas por entonces a la austeridad castellana. Además, en sus salas se pueden encontrar, en las cuales se ven representados hermosos motivos geométricos mudéjares realizados con estucos y pinturas.

Puerta del Castillo de Coca

Además de su característico estilo y arquitectura mudéjar, otra gran particularidad del Castillo de Coca es que no se encuentra enclavado en un cerro, como la mayoría de fortalezas de la época. Su sistema defensivo aprovecha los escarpes del terreno alzándose sobre un ancho y profundo foso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>