El Castillo de Ibiza transporta al pasado

Muchos son los castillos que se erigen a lo largo de toda la geografía española, unos con más fortuna que otros en lo que se refiere a su conservación, por eso el Castillo de Ibiza es singular por ser el único que conserva su recinto amurallado y baluarte completos. Su construcción data de la segunda mitad del siglo XVI, y las murallas que rodean la isla fue obra del ingeniero militar Calvi que bajo las órdenes de Felipe II mejoró considerablemente la construcción, lo ha la hizo inexpugnable.

Castillo Ibiza

Aunque hoy estamos hablando de su castillo, Ibiza merece ser visitada y recorrer todos sus rincones más bellos,  para lo que podemos alquilar un coche y recorrer toda la isla en su totalidad.

Dentro y en lo más alto de esta ciudad amurallada se encuentra el castillo de origen medieval,  la torro del homenaje, la Almudaina y la casa del gobernador, formando un conjunto de edificios militares.

También es llamado Dalt Vila (ciudad alta) por hallarse en la cima del Puig de la Vila y en su día acogió la sede del Gobierno, encontrándose allí mismo la casa del gobernador, donde fueron residiendo a lo largo de los años los responsables militares de la época. Fueron los púnicos y los romanos los que habitaron en este castillo, y los árabes quienes establecieron en él la residencia gubernativa o Almudaina.

En la antigüedad la muralla contaba con 12 torres, que aunque no se conservan todas porque a lo largo de su historia ha sufrido diferentes modificaciones, conserva sus calles adoquinadas, baluartes y explanadas, así como unas vistas impresionantes que se pueden contemplar desde allí. Si de verdad no queremos perdernos ningún detalle de este castillo, lo mejor es visitar la página oficial de Turismo de Ibiza donde podremos encontrar los lugares más interesantes de esta fortaleza. El recinto amurallado tiene cinco puertas de entrada, la principal es el portal de ses Taules y que se encuentra frente al barrio de la Marina, y a cuyos lados se encuentran dos estatuas romanas que son una reproducción de las originales que se encuentran en el museo. Pasando esta puerta llegamos al Patio de Armas que con sus 10 arcos de medio punto durante años acogió el mercado hippy de Ibiza. En el castillo Dal Vila se organizan visitas teatralizadas para conmemorar la celebración del X año de la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>