El Castillo de Lichtenstein: Emblema alemán al filo de un precipicio

Ubicado a las orillas de un acantilado, el Castillo de Lichtenstein es una de las fortalezas más emblemáticas de Alemania. El castillo se alza imponente y majestuosamente en una región de boscosa, escarpada y repleta de fortalezas medievales que recuerdan a las increíbles residencias de los príncipes y princesas de los cuentos de hadas.

Castillo de Lichtenstein

El Castillo de Lichtenstein está enclavado al pie de un barranco a unos cuarenta kilómetros de Stuttgart, puerta de entrada a la Selva Negra, al Jura de Suabia y capital del Estado federado alemán Baden-Wurtemberg, al sur de Alemania. Su nombre significa “los colores (luminosos) de la piedra”.

Historia

Su origen viene de una antigua fortaleza medieval del siglo XIII destruida dos veces, en la guerra Reichskriegs y en el conflicto por la ciudad-estado de Reutlingen, respectivamente. En los siglos posteriores la fortaleza no fue reconstruida quedando totalmente en ruinas.

Castillo de Lichtenstein, Alemania

En 1802, la tierra pasó a manos del rey Federico I de Württemberg, que construyó un pabellón de caza allí. En 1837 las tierras pasaron a su sobrino el duque Guillermo de Urach, Conde de Württemberg, que convirtieron la fortaleza en una estructura estilizada y señorial, de él destaca su inmenso torreón, ubicado a la izquierda del acceso principal.

Arquitectura y visita

Castillo de Lichtenstein

La única forma de entrar en el castillo es a través de un puente. El interior del edificio está dividido en cuatro pisos, aunque las visitas básicas solo acceden a dos de ellos. En el primer y segundo piso encontramos las salas oficiales, la capilla y una completa colección de armas. La tercera y cuarta planta están dedicadas a apartamentos privados decorados al estilo romántico.

Los horarios de Lichtenstein varían según la época del año. En temporada alta, de abril a octubre, abre cada día de 09:00h a 17:30h. En febrero, marzo y noviembre abre solo los fines de semana y hasta las 16:00h. Cierra sus puertas en diciembre y enero, como la mayoría de castillos alemanes, debido a las bajas temperaturas y las adversas condiciones climatológicas que complican las visitas.

Castillo de Lichtenstein, Alemania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>