Praga, ciudad de los castillos

¿Cuál es el castillo más antiguo del mundo? ¿Y el más grande? No. El Castillo de Windsor no es la respuesta correcta. Con una superficie de más de siete hectáreas, el Castillo de Praga (República Checa), construido en el siglo IX, es la fortaleza más antigua y grande del mundo.

Panorámica del Castillo de Praga

Con más de mil años de existencia, El Castillo de Praga (Hradcany Pražský hrad en checo) ha sido a lo largo de su perenne historia residencia de los reyes de Bohemia, emperadores del Sacro Imperio Romano, presidentes de Checoslovaquia y presidentes de la República Checa.

No obstante, el Castillo de Praga no tiene ese aspecto tan característico de las típicas fortificaciones medievales, con murallas, fosos y puentes levadizos. Sus 570 metros de largo y 130 de anchura abarcan varios conjuntos palaciegos y monumentos, de entre los cuales destaca la catedral gótica de San Vito, una de las más bellas e imponentes de Europa.

Recorrer el Castillo de Praga es la oportunidad perfecta para conocer parte de la historia de Europa, además dar un repaso a los manuales de arquitectura. El complejo del castillo está dotado de un aire sempiterno debido a los diferentes estilos arquitectónicos, esculturales y pictóricos que convergen en sus instalaciones: Desde la románica de San Jorge, el gótico Palacio Real, los extensos patios barrocos, el palacete renacentista de la reina Anna y el supermoderno invernadero en los jardines reales, el Castillo de Praga cuenta con cientos de importante valor histórico y cultura.

¿Qué visitar en el Castillo de Praga?

  • Catedral de San Vito: Es el símbolo de Praga y de toda la República Checa. Su construcción se acabó en el siglo XIX, cientos a de años después de que, por orden de Juan de Luxemburgo, se empezara su edificación en 1344. En su interior alberga las Joyas de la Corona, la tumba de Wenceslao IV, entre otros objetos de gran valor histórico.

Catedral de San Vito de Praga

  • Callejón del Oro: Un estrecho callejón con casas de colores que antiguamente pertenecían a los orfebres reales que vivían bajo la protección de los monarcas.

Callejón de Oro de Praga

  • Antiguo Palacio Real: Creado en el siglo IX como un primitivo palacio de madera, el antiguo palacio sufrió importantes reformas hasta convertirse en el impresionante edificio que se conserva en la actualidad.
  • Basílica y Convento de San Jorge: Fundada en el año 920. Actualmente acoge la colección de arte bohemio del siglo XIX de la Galería Nacional de Praga.
  • Torre de la Pólvora: Construida en el siglo XV como parte de la fortificación del castillo, esta torre terminó convertida en el laboratorio de los alquimistas del rey Rodolfo II.
  • Torre Daliborka: Durante su larga historia siempre ha sido la prisión más famosa de la ciudad de Praga. Antaño, entre sus paredes se privó de su libertad a varios ilustres miembros de la nobleza europea, pero con el tiempo pasó a ser una cárcel común.

Imágenes: Turismo de la República Checa